Terrorismo2010La asociación  Ágora Fuenlabrada, Siglo XXI celebró una nueva edición de su “A Debate en el Ágora” bajo el título de “Terrorismo Internacional, Derechos Humanos y víctimas”. Con la participación de la presidenta en España de Amnistía Internacional, Itziar Ruiz Jiménez; la presidenta de la “Asociación 11M, Afectados de Terrorismo”, Pilar Manjón; y el abogado de esta asociación, Antonio Segura, se puso sobre la mesa uno de los temas que más preocupan a la sociedad española, el terrorismo y los Derechos Humanos. Montaña Martín, vicepresidenta de Ágora, presentó esta mesa redonda que contó con la presencia de más de un centenar de personas en el Centro Cultural Tomás y Valiente de Fuenlabrada el pasado 24 de febrero.


Para abrir el debate y la participación de los tres asistentes, se mostró el video “Viajes a través de la oscuridad” que cuenta la historia de tres mujeres que vivieron muy de cerca el dolor del terrorismo.
La primera protagonista del video es Hadya, una mujer musulmana que creía firmemente que la creación de un estado islámico acabaría con las injusticias en el mundo. Estaba obsesionada con esa idea y no pensaba que alcanzar ese objetivo estaba relacionado con muerte y derramamiento de sangre. Pero a raíz de los atentados en Estados Unidos del 11-S se dio cuenta que las ideas que defendía estaban vinculadas a la muerte y al brutal derramamiento de sangre y que estaba viviendo en una burbuja.
Comenzó a leer sobre el islam y supo que no hay nada en él que luche contra las injusticias del mundo. Ahora Haydar es embajadora de SAVE en el Reino Unido. SAVE es una red nacional de mujeres decididas a acabar con el terrorismo y compartir buenas practicas.
La segunda protagonista del video es Anne Carr, de Belfast (Irlanda del Norte), una mujer protestante que se casó en 1972 con un católico a pesar del peligro que les pudiera ocasionar este hecho. Decidieron criar a sus hijos como católicos y esto les supuso no pocos problemas, incluso en su propia familia. Sus duras vivencias les animó a meterse en política para intentar cambiar las cosas.

Anne trabaja en favor del dialogo y colabora con SAVE, la primera plataforma de mujeres contra el terrorismo, que auna la energía y la inspiración y saber hacer del colectivo femenino para lograr un mundo sin extremismo ni violencia.
La última historia es la de Beatriz Abril Alegre, de Madrid, que perdió a su hermano en los atentados del 11-M. Todos los días su hermano cogía el tren en la estación de Coslada para ir a la universidad, ella siempre iba con el. Sin embrago, ese día no le acompañaba. Una amiga le llamó la tarde antes para llevarla en el coche. Su hermano Óscar murió 300 metros antes de llegar a la estación de Atocha.
Tras el video, comenzó su intervención Itziar Jiménez, presidenta de Amnistia Internacional España que apostó por el diálogo como la principal arma contra el terrorismo y, sobre todo, por la protección de los derechos de tod@s l@s víctimas del terrorismo.
La presidenta de Amnistía Internacional relató que su organización lleva muchos años denunciando los actos de terrorismo que se producen en cualquier lugar del mundo. Desde los atentados de Estados Unidos, Madrid y Londres la gente piensa que el terrorismo internacional tan sólo es el vinculado a la red Al-Qaeda. Pero, para Itziar, “hay otras víctimas que son personas desconocidas, que no aparecen en los medios de Comunicación, y que sufren atentados a diario en países como Pakistán, Irak, India, Argelia, Somalia…”.  Por ello puso hincapié en la importancia de investigar y denunciar lo que esta ocurriendo en estos países donde los grupos armados violan sistemáticamente los Derechos Humanos.

Sobre los atentados del 11-S y el 11-M, Itziar afirmó que “Amnistía Internacional los calificó como crimenes de lesa humanidad y, en ese sentido, es muy importante la labor de los gobiernos para luchar e investigar y detener a los perpetradores de estas gravísimas violaciones”.
“Nuestra labor consiste en denunciar cualquier acto de terrorismo y después pedir a los gobiernos que persigan, detengan y juzguen a l@s culpables. Pero también queremos poner hincapié en la reparación de l@s víctimas de terrorismo. En muchas ocasiones, los gobiernos centran sus esfuerzos en la seguridad y en detener a l@s terroristas y muchas veces el grado de reparación no es el adecuado. Las víctimas, en muchos casos,  no tienen acceso a ningún tipo de reparación, ni a asistencia sanitaria, psicológica, etc. L@s víctimas en la lucha antiterrorista son las grandes olvidadas”, declaró la presidenta de Amnistía Internacional en España.


En su intervención, Pilar Manjón, la presidenta de la Asociación 11-M, afectados de terrorismo, recordó la Declaración Universal de los Derechos Humanos y detalló, como afectada de terrorismo, aquellos artículos que son quebrantados por los terroristas.
“El primer derecho humano que se conculca a una víctima de terrorismo es el número 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona. El descomunal crimen que se cometió el 11 de marzo, no fue un accidente obra de un loco, sino el resultado de una planificación minuciosa enmarcada dentro de una estrategia global”, afirmó Pilar Manjón.
“Otro de los derechos que nos han quitado -continuó relatando Pilar Manjón-  ha sido el 6: Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica. Me gustaría contarles las inmensas difilcultades que encontramos para ser acusación popular en nuestro propio juicio.

Tuvimos que ser acusaciones particulares. El día que miras a los ojos a los asesinos, simplemente lloras de impotencia, pero nosotros como asociación hemos creído en la justicia democrática y nunca en la justicia del enemigo. Y hemos asistido atónitos a los juicios, para descubrir que sale muy barato matar”.
Pilar Manjón recordó otros artículos de la Declaración Universal como el 7 que dice Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación. “Sin embargo – relató Manjón- hemos recibido insultos, amenazas, incluso fotos de los cadáveres de nuestros familiares. Pero la fiscalía no ha considerado estos hechos como un delito, a pesar de lo que dice nuestro Código Penal”.
El artículo 12 dice Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación.

Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques. “T@dos hemos tenido que oir descalificaciones hacia nosotr@s y cosas como que nuestras lágrimas son de teatro, o que por cuatro muertos de mierda la que hemos liado. Y a pesar de los que hemos soportado, no han podido con nosotr@s”, dijo Pilar.
Por último, el artículo 19 dice que Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. “Ningún acto terrorista ha suscitado mayores elucubraciones que la investigación del 11-M. Para nosotr@s simplemente han servido para vender periódicos, ganar audiencia y hacer negocio con nuestro dolor”, afirmó Manjón.


Por su parte, Antonio Segura, abogado de la asociación 11-M. Afectados de Terrorismo, afirmó que “No puede haber atajos en la lucha contra el terrorismo porque al final eso hace que l@s terroristas se conviertan en víctimas. No se pueden sacar declaraciones bajo tortura ya que se invalidan las pruebas y eso nos lleva a pensar el papel de determinadas potencias en la lucha antiterroristas”.
Antonio Segura también quiso poner de manifiesto la importancia del trabajo de las mujeres en la defensa de los derechos humanos, ya que “son ellas las que nos empujan  hacia esa la lucha”.